Manantiales y Fuentes

En el Diccionario Geográfico- Estadístico- Histórico de Castilla y león de Pascual Madoz editado en Madrid en 1845 y 1850, referente a las fuentes de la villa:

“… y varias fuentes para el consumo del vecindario, de las cuales son las principales una que hay a la entrada Noreste. de la población con 2 grandes pilones destinado uno para labar y el otro para abrevadero de ganados, otra dentro del pueblo que también tiene estanque, pero en el día se halla arruinado, y otra de muy buena arquitectura, situada a la entrada de la plaza, bastante abundante de muy buenas agua. De un solo manantial y por un mismo encañado, viene el agua a las tres fuentes de que se han hecho mérito, al matadero, y a una huerta pequeña contigua a la primera fuente, la cual, la llamada la Grande por su solidez y repartimiento a las otras dos y al matadero, se construyó a principios de este siglo siendo corregidor de la villa, D. Froilán Araujo. …. ”

Becerril de Campos ha disfrutado de abundantes aguas durante toda su vida. A pesar de ello, la tierra de campos tan árida y tan llana ha mostrado parecer no tener suficiente con sus aguas. En los campos de villa brotan manantiales, pero sería imposible acertar en número y nombre de todos ellos. Algunos siguen brotando, otros se han agotado o bien sus aguas han cambiado de curso, los más conocidos entre las gentes del pueblo son los del Pago de Valdequintanilla y Mocolón, el Seto, Sanlaices, La Legaña, el Oyuelo, etc…

Buen ejemplo del cuidado que se ha procesado a los manantiales es el caso del situado en “Tres Caminos” , lugar próximo a la carretera que va desde Monzón a Becerril. Es un descenso de trece metros de escaleras y embovedado de ladrillo. Se puede observar como circula el agua por una larga galería, aumentando por el continuo brotar de distintos puntos del suelo. Así nos lo cita Anselmo Redondo Aguayo en su Monografía, sin posibilidad de contrastarlo en la actualidad, ya que la entrada se encuentra cegada.

Fue necesario hacer una obra para complementarle con otros dos manantiales que conforman el caudal total, y que se unen 27 metros más arriba.

Desde aquí sale la partición última que nutre; por un lado, “El Humilladero” , que a su vez repartía sus aguas entre la “Fuente Vieja” y la “Huerta San Blas” , y por otro las tuberías que dirigen sus aguas hasta el término municipal, con destino a la “Fuente de la Plaza”, “Fuente Del Lugar” y el “Matadero” .

Es necesario citar fuentes de la villa como son; la “Fuente San Pedro”, “Fuente San Pelayo” , más recientes en la historia .Y con más detalle las fuentes que ya hemos mencionado “Del Lugar”, “Fuente Nueva” o “Fuente de la Plaza” o “Fuente de los Caños” y la “Fuente Vieja” o “Fuente Grande”, con una larga historia.

– En el Libro de sesiones que celebra la Comisión Permanente del Ayuntamiento de la villa en el año 1949:

“…Acuerda la Comisión se examinen las fugas que se aprecian en la Fuente San Pedro y se proceda a su inmediata reparación….”.

En 1516 y según aparece en las Cuentas del Concejo del Archivo Municipal de Becerril de Campos. (1516); queda registrada la referencia de coordinar e inspeccionar la obra de la Fuente Nueva que se construyó en la plaza mayor:

” …se pague a Sebastián Vaya por los días que se ocupo de la obra y de visitar a los canteros de la obra de las paredes de la fuente e de los carros que traían de canto…” . Así cómo de “…proporcionar el estaño para asentar los becerros de la fuente…” y del trabajo “… del adrezo de la fuente nueva y el alberque…”

Los trabajos de limpieza y del cuidado de la fuente y su agua lo van a desempeñar a lo largo de los años distintos canteros de la villa cómo Fernando de Monasterio.

En el Archivo Municipal de Becerril de Campos. Cuentas del Concejo de la villa de Becerril de Campos (1519), aparece una de las muchas constancias de este concepto:

“…se pague a fernando de monasterio cantero para pago de la obra de la fuente dos mil mrs…”

En el Archivo Municipal de Becerril de Campos. Actas del Concejo de la villa de Becerril de Campos (1522), también se aporta lo siguiente:

“…dieron a fernando de monasterio cantero que ha de tener por cargo de hacer quela fuente de la villa este llena de agua continua por un año cumplido que se comenzara desde oy dia de la fecha desta contrata a condicion que ha de traer el agua de la manera que justicia y regidores le mandaren e que el dia que non corriere el agua sea culpa del dicho cantero que se descuenten 100 mrs. E tenga los alberques llenos e los ha de ynbetunar a su costa e darlo reparado de manera que no resalga entiendese que a de recorrer el alberque de la villa e la fuente de la villa e sy oviese menester del caño alsar vara de canto que lo haga con tal se la pague e le dan un salario 1187 mrs e a de dar el caño corriente de la fuente e este lleno de agua el dicho alberque de la villa…”

Tal vez no corresponde el concepto de “fuente” con el que hoy por hoy todos conocemos como tal.

De este modo tenemos la constancia de la verdedera existencia de un “abrevadero” donde solían beber las mulas e incluso la necesidad de tener que mondar un pozo que estaba en dicha fuente. Se muestra documentalmente en el acuerdo de 1570 donde consta; “el gasto de 18.000 maravedíes en abrir los caños que vienen de la Vieja hasta la Nueva, y los arcaduces.”

Tras el paso de varios años y según menciona Anselmo Redondo Aguayo en su libro “Monografía histórica de la villa de Becerril de Campos” , prueba la existencia de una carta de parte de Dº Felipe, Rey de Castilla donde dice: al ser la “Fuente Nueva” la que da servicio a la población, por el dinero que ha costado y por llevar seis años parada, se necesitan 500 ducados para repararlo. Se manda la respuesta por parte del corregidor Ldo. Rivadeo, donde dice qu sólo se puede contar con 300 ducados. Fechada en 1582.La fuente fue terminada en 1592, por los canteros Juan de Hermosa y Pedro Cerecedo

Transcurrido mucho tiempo se siguen haciendo mejoras, el 15 de junio de 1925, según figura en el Libro de las sesiones que celebra la comisión municipal permanente:

“…para el arreglo de pilas de la fuente de la plaza, y ésta, se han gastado en jornales, materiales, huebras y partes de estos, la cantidad de 521 pts y 76 cént. del capt. 6, art. 3º del presupuesto….”.

La “Fuente del Lugar” ha existido desde tiempo inmemorial con sus dos pilones que servía de abrevadero de mulas y ovejas.

La “Fuente Vieja” viene mencionada en documentos de principios del S.XVI.

En un Libro de Acuerdos del 26 de diciembre de 1713, se cita en relación a dicha fuente, lo siguiente:

“en este Ayuntamiento se dio cuenta de los gastos que ha hecho el repasar las fuentes y según el memorial a ajustado que exhibió parece haberse gastado en componer los pilones de la fuente de la fuente vieja, poner un caño en el piloncillo, limpiar los arcaduces, otros asuntos, setecientos veinte reales…”

Como hemos podido leer anteriormente según cita Madoz en su “Diccionario Geográfico”; “en tiempos del corregidor D. Froilán Araujo se realizaron mejoras en los pilones de dicha fuente”.
Seguramente que por el año 1773, cómo se puede leer en la inscripción del uno de sus pilones se hicieran reformas considerables.

En los Libros de Pecherías desde 1508 del Archivo Municipal aparecen citadas fuentes también de la villa como “Fuente La Ucha” de la feligresía San Juan, y otras situadas también en términos de Becerril, como: “Fuente Limosna”; “Fuente Carrelaraña” , que actualmente se está reparando su canalización; “Fuente Puchera; “Fuente Santecildo”, con muy buenas aguas e incluso en 1560 “se manda arreglar el caño para no perder sus aguas muy buenas para los enfermos”.

Algunas ya han desaparecido como las que se encontraban en el pago de las Fuentes, en Carrepozuelo o “Fuente de Reoyo”.
Otras fuentes han sido construidas en S.XX como son; “Fuente El Pozillo”, “Fuente Valdecaraza”, “Fuente Carrelabarga” , que han desaparecido como tales.

Y por último entre otras se encuentra la bien conocida “Fuente San Lázaro” ubicada en las proximidades de lo que fue la ermita San Lázaro.

 

6- Plaza Obispo Ibáñez Calidad comprimida